Roy Galán

Roy Galán

Roy Galán
No te quiero

No te quiero

No te quiero pendiente de dónde estoy o de lo que hago. No te quiero pensando qué harás sin mí. Porque harás muchas cosas sin mí. Sin mí, eres. Te quiero libre.

No pueden pedirnos que lo superemos

No pueden pedirnos que lo superemos

Te dicen: ¡Supéralo! Con sus bocas sonrientes llenas de dientes, lejos de ti, de tu cuerpo, de tus noches de insomnio, de tu herida y tu dolor.

Vivir pegado a alguien

Vivir pegado a alguien

Todos tenemos nuestras formas de aferrarnos para no caer al vacío. Y muchos enganchamos una relación con otra. Con gente que nos desprecia una y otra vez.

Ya eres mayorcita para eso...

Ya eres mayorcita para eso...

Que si deberías ir sentando la cabeza, que si eres mala madre, que si eres mala feminista, que si deja de comer, que si tienes la regla... ¿Sabes qué?

Adiós a todo lo que fuimos

Adiós a todo lo que fuimos

Si yo te dejara, lo haría con la delicadeza con la que una madre quita el confeti del pelo de su hija después de un cumpleaños. Si nos dejáramos, no habría juicios ni chantajes.

Esto no sucede

Esto no sucede

Tienes que hacer ver que no pasa nada. Pero pasa. Has estado a dieta emocional. Necesitas que alguien te abrace por la noche. Aunque el peaje sea una mamada.

Tú no tienes la culpa

Tú no tienes la culpa

No permitas que nadie te haga sentir culpable. El chantaje emocional es el arma invisible que transforma la vida en un campo de batalla sembrado de minas.

Gracias por tu odio

Gracias por tu odio

Porque, hoy, somos frágiles, vulnerables y tiernos. Porque solo tuvimos que hacer todo lo contrario a lo que tú nos hiciste. Hoy, somos mejores y más fuertes

Les acostumbraste mal

Les acostumbraste mal

Les acostumbraste mal: a sentir que exigirte era lo normal. Proporcionando tantísimo que desapareces.

suscribete Octubre 2017