Jorge Bucay
Jorge Bucay
Terapeuta
Jorge Bucay
Puente

Cuentos con mensaje

El círculo del 99

¿Qué hace falta para levantarse todos los días con alegría? ¿Son necesarias 100 monedas de oro para ser feliz y descansar?

Había una vez un rey que vivía muy triste y que tenía un criado que siempre parecía feliz. Todas las mañanas despertaba al rey y le llevaba el desayuno cantando alegres canciones.

Un día, el rey lo mandó llamar y le exigió que le contara el secreto de su alegría. El paje contestó que no había tal secreto. –No tengo razones para estar triste, Majestad.

Sin comprender lo que sucedía, despidió enojado al paje. Después llamó al más sabio de sus consejeros y le pidió una explicación.

–Lo que sucede, Alteza, es que él está fuera del círculo del 99. –Necesito saber qué círculo es ese –dijo el rey. –Solamente podría entenderlo dejando que su paje entre en el círculo.

Esa noche el sabio fue a buscar al rey. Le había pedido que trajera una bolsa con noventa y nueve monedas de oro. La ataron en la puerta, golpearon con fuerza y se escondieron.

Desde allí, observaron cómo el paje salía, veía la bolsa, y apretaba el tesoro contra su pecho. Luego volvió a entrar en su casa.

Sus ojos no podían creer lo que estaban viendo. ¡Era una montaña de monedas de oro! Empezó a hacer montones de diez monedas...

Hasta que formó el último montón... ¡Tenía solamente nueve monedas!

–¡Me han robado! –gritó por fin–.¡Me han robado una moneda de oro! ¡Malditos! Por primera vez, el paje no sonreía. Tomó papel y pluma y se sentó a hacer cálculos.

¿Cuánto tiempo tendría que ahorrar para comprar su moneda número cien? Estaba dispuesto a trabajar duro hasta conseguirla.

El rey y el sabio regresaron al palacio. Durante los meses siguientes, la cara del paje se fue ensombreciendo. El rey terminó despidiéndole. No era agradable tener un paje que siempre estaba de mal humor.

Etiquetas:  Jorge Bucay Felicidad