Psicología positiva
Demián Bucay
Médico y terapeuta gestáltico
Demián Bucay
triste cuadrada

No te resignes

Estoy triste... y no sé por qué

Consulta: "Muchas veces siento una sensación de tristeza extraña sin razón aparente. La verdad es que no tengo problemas importantes ni conflictos con mi familia o mis amigos... pero hay días en que solo lloraría. No me atrevo a ir al médico porque no sé qué podría explicarle y lo que no quiero es que me den pastillas. ¿Tengo que aceptar que soy así y ya está? ¿O puede responder a alguna causa oculta que no sé ver?"

Cuando estamos tristes pero no tenemos ni idea de la causa

No creemos que debas resignarte a vivir con esa tristeza que no llegas a comprender. Puede, como dices, tratarse de algo que aún no llegas a ver del todo, aunque, en ese caso, lo más probable es que tengas algún indicio: si haces un esfuerzo de introspección, podrías al menos identificar por dónde viene el problema. Tal vez es algún problema familiar, o quizás en el entorno laboral. En cualquier caso, es probable que algo que ocurre en tu día a día te genere algún tipo de sentimiento negativo.

Emprender algunas sesiones de psicoterapia también podría serte de ayuda en ese punto. Sin embargo, es posible que no exista una causa oculta, pues no tener problemas o conflictos, como nos cuentas, no es suficiente para ser feliz ni para estar satisfecho con la propia vida.

Es necesario, además, tener motivaciones. ¿Hay cosas que te motivan, que te empujan? ¿Tienes deseos, anhelos, ambiciones, expectativas? Si encuentras que no tienes ningún objetivo, por pequeño que sea, es probable que la tristeza se instale en tu vida aunque no vivas situaciones conflictivas.

Probablemente acabes dándote cuenta de que la situación habitual es precisamente la contraria: cuando empieces a moverte en dirección a lo que deseas, quizá empieces a tener algunos problemas. Y bienvenidos serán.

Artículos relacionados

suscribete Octubre 2017