Superación

Gracias por tu odio

Porque, hoy, somos frágiles, vulnerables y tiernos. Porque solo tuvimos que hacer todo lo contrario a lo que tú nos hiciste. Hoy, somos mejores y más fuertes

Roy Galán

gracias odio

Gracias por habernos abandonado.

Gracias por contestar aquel mensaje con un OK.

Gracias por aquella enfermedad que no nos mató.

Gracias por tus ausencias.

Gracias por no regresar.

Gracias por el engaño.

Gracias por no compartir nunca.

Gracias por descuidarnos.

Gracias por la infidelidad.

Gracias por despreciarnos.

Gracias por esta parálisis.

Gracias por robarnos.

Gracias por hacernos creer que sí para que luego fuera no.

Gracias por no mirarnos a los ojos en la cama.

Gracias por los silencios.

Gracias por intentar aprovecharte.

Gracias por despedirnos.

Gracias por no habernos querido.

Gracias por la herida.

Gracias por no ayudar.

Gracias por aquella bofetada sin manos.

Porque hoy.

Nosotros y nosotras.

Somos frágiles, vulnerables y tiernos.

Hoy.

Somos mejores y más fuertes.

Y nos vamos encendiendo las unas a los otros.

Es hora de despertar.

Nos vamos dando besos en la frente.

Para rescatarnos los unos a las otras.

Hoy.

Nos reconocemos.

Y nos decimos.

También quisieron que yo cayera.

Pero aquí estamos.

Tal vez con demasiada incertidumbre.

A veces temblando.

Otras con dolor.

Pero con tantas ganas de vivir.

Seguimos viviendo, respirando.

Y no estamos enteros, sí.

Y nos faltan trozos, sí.

Pero gracias por los huecos.

Porque por ellos corre el aire
como si fuéramos
el espacio entre dos puertas abiertas.

Porque con ellos,
pesamos lo mismo que un colibrí,
y podemos despegarnos del suelo.

Porque sin ellos,
volveríamos a repetir el error
una y otra vez.

Hoy.

Vamos a romper la maldición.

Vamos a dejar de perpetuar la ignominia.

Vamos a ponernos la vida por montera.

Vamos a dejar de caernos.

Vamos a dejar de salvar al resto.

Y vamos a hacer del futuro un lugar al que querer regresar.

Gracias por todo tu odio.

Porque solo tuvimos que hacer todo lo contrario a lo que tú nos hiciste.

Para querernos.

Y curarnos.

Artículos relacionados

suscribete Octubre 2017