Adolescentes

¡No te cortes! Soltando tacos ventilas tus emociones

Intentamos educarlos pero en realidad estamos censurando sus emociones. Un estudio confirma los beneficios de las palabrotas para tu salud mental.

Gema Sánchez

tacos adolescentes

No le reprimas. Deja que tu hijo se exprese, así le ayudas a ventilar sus emociones. El desahogo es muy necesario para aliviar el dolor y las frustraciones.

Muchas veces, pretendiendo aliviar el sufrimiento o el descontento de un niño y también de los adolescentes, solemos expresar frases como “no llores”,“no digas eso”,“los niños grandes son fuertes” o “hay que ser valientes”.

De esta manera les impedimos que expresen cómo se sienten, hacemos que repriman sus emociones.

Las consecuencias de contenerse

Y este acto de contención no es inofensivo, tiene implicaciones en su desarrollo psicológico. Además, las emociones no se disuelven como el humo que se esfuma por el resquicio de una ventana, sino que se acumulan en nuestro interior y nos hieren poco a poco, en silencio.

Tenemos muy poca práctica acompañando la expresión de sus emociones, sobre todo en aquellas mal etiquetadas como negativas, como la rabia, la frustración o la ira.

Pensamos que cuando lo hacen, son unos maleducados, groseros o incluso, demasiado agresivos. Pero la rabia, la tristeza o el enfado en los niños son respuestas naturales y pueden tener muchas causas, desde la incomprensión de lo que están viviendo hasta la frustración por no haber conseguido aquello que querían.

Todas conllevan un mensaje de descontento y malestar que necesita ser expresado para liberarse y llegar a encontrar un auténtico alivio.

Negar las emociones de un niño es rechazar su identidad

Es instaurar y exigir un modelo ideal de comportamiento basado en el miedo y en la negación del mensaje que le transmiten sus emociones. Actuando así, se convertirá en un adulto incapaz de manejar correctamente el lenguaje emocional y tendrá un conocimiento de sí mismo limitado.

Sin darnos cuenta, estamos ahogando a nuestros hijos en su malestar cuando les negamos la expresión de sus sentimientos. Si queremos hijos sanos emocionalmente, debemos permitirles que ventilen sus emociones.

Los beneficios de decir palabrotas

Psiquiatras y neurobiólogos afirman que el desahogo, ya sea en solitario o con alguien, tiene que ser auténtico, catártico y liberador. Todo lo que conlleve cierto “autocontrol” seguirá generando un componente de tensión y estrés.

Desahogar un enfado alivia, sana y ayuda a continuar

Un estudio llevado a cabo por Richard Stephens, psicólogo de la Universidad de Keele en Inglaterra, demuestra que decir groserías

  • Ayuda a aumentar la tolerancia al dolor porque funcionan como un analgésico en nuestro cerebro.
  • Los tacos también aumentan la confianza en uno mismo porque nos mantienen conectados con cómo nos sentimos.
  • Además, fomentan la creatividad, porque crear una frase con una grosería implica un mayor esfuerzo cognitivo, ya que ponen en funcionamiento una parte del cerebro distinta a la que se ocupa del resto del vocabulario.

Según estos resultados, reprimir o prohibir las palabrotas evita la expresión emocional

La reacción de los padres

Nuestra actitud ante un enfado de nuestro hijo debe partir del afecto y la escucha, sin reaccionar con nuestro enojo, con amenazas o desde el descontrol.

Hemos de favorecer poco a poco su capacidad de regulación, respetando sus necesidades

Pretender razonar cuando las emociones lo desbordan no es recomendable, pero alentarle para que hable y se exprese, sí. Es el primer paso para que identifique la emoción que experimenta. Este es el momento de dialogar para que exprese todo lo que piense y necesite a modo de alivio.

Otras formas de soltar un enfado

Explícale que existen muchas formas diferentes de expresar sus emociones. Puede llorar o dibujar su enfado, diciendo todo lo que necesita expresar para después romperlo a modo de liberación. O utilizar emociones.

Anímale a que encuentre la suya. Luego, puedes hablar con él sobre las causas de su enfado, cómo puede canalizarlo y qué maneras hay para solucionar lo que le ha ocurrido, fomentado la conciencia y la gestión emocional.

Artículos relacionados

suscribete Octubre 2017