Prórroga

Tu tiempo nunca ha sido tuyo (y ya estás harta)

El tiempo está muy mal repartido y no es casualidad que sean siempre las mujeres las que salen perdiendo. Pero eso se acabó: el futuro es de las mujeres.

Roy Galán

feminismo tiempo libertad

Podrías estar haciendo muchas más cosas.
De hecho: podrías haber llegado a Júpiter y haber regresado.
Pero no has podido.

Porque tu tiempo nunca ha sido tuyo.

Tu tiempo ha sido de tus padres que te obligaban a cuidar de tu hermano pequeño.
A hacerle la cama cuando creció.
A poner la mesa cuando tu padre llegaba de trabajar.
A recogerla, limpiar, fregar y planchar.

Tu tiempo ha sido de tus parejas.

Que en principio parecían ideales sí.

Pero mientras ellos ponían cara de estar ante una nave espacial delante de la lavadora tú tenías que apartarlos porque encima ibas a tener luego que hacer el doble arreglando su desastre.

Y cuando te has quejado se han enfadado contigo.

Tu tiempo ha sido del machismo.

Usando tus preciosos días en explicar lo obvio.

Una y otra vez.

Porque tú tenías que educar a todo el mundo y decir que el feminismo no es lo contrario al machismo.
Que el hembrismo y las feminazis son inventos del patriarcado para ridiculizar la lucha.
Que el feminismo no ha matado a nadie y el machismo mata todos los días.

Tu tiempo ha sido de tus hijos y de tus hijas.

Porque por mucho que lo pintaran de otra manera.

Al final la pringada has sido tú.

La única que ha tenido que sacrificar cosas, que olvidarse de ti, que dejar de investigar, crecer, disfrutar y vivir, has sido tú.

Podrías haber tenido el tiempo que legítimamente te corresponde.

Si la gente hubiera cumplido con su parte del trato.
Pero nunca ha sido así.

Porque las mujeres tienen menos tiempo para ellas en este planeta.

Porque su existencia viene ya con una carga.
Porque hay gente que tiene mucha cara o mucho poder o muchos privilegios y no están dispuestos a perderlos.

Porque érase una vez la misma historia.

Porque qué le vamos a hacer.
Pues mucho le vamos a hacer.

Porque tú eres la única que puedes recuperarte de lo injusto.
eres la única que puedes soltar lastre en el viaje.
Tú eres la única que puedes gritar que estás harta.

Harta de vivir por y para los demás.

Que ya te va tocando a ti.

Ejercer eso que nunca te han dejado.
Llamado libertad.

Artículos relacionados

suscribete Octubre 2017