Chico en un prado

Terapias

8 formas de mejorar tu atención

Llamadas, wasaps, música... Cada día nos vemos asaltados por múltiples estímulos que sobrecargan nuestros sentidos. Contrarresta las distracciones y aprende a estar centrado

Christophe André

Las interrupciones constantes nos obligan a reaccionar en vez de actuar desde la reflexión y nuestra mente se acostumbra a pasar rápidamente de una idea a otra, lo que termina agotándonos.

¿Cómo mejorar la atención?

Te proponemos 8 sencillas estrategias para mejorar la atención y la concentración. Así proteges tu capacidad de focalizarte en un único asunto durante más tiempo.

1. Sé consciente

Te mueves en una cotidianidad llena de “ladrones de atención”. Sé consciente de ello. Y que sin un mínimo de esfuerzo y vigilancia, tu capacidad de atención se verá reducida.

2. No caigas en la multitarea

Evita hacer varias cosas al mismo tiempo. Utiliza los momentos de espera (en la consulta del médico, en una fila) para centrarte en tu cuerpo o tu respiración, o para mirar el cielo, en lugar de hacer una llamada, jugar con el móvil, escribir un wasap o leer.

3. Practica el silencio

Regularmente, toma una comida solo, sin hablar, sin leer, sin radio ni tele. Deja que tu atención se dirija a los alimentos, a su apariencia, su gusto, a la habitación en la que te encuentras.

4. Cierra los ojos

Cada vez que notes que tu mente “se dispara en todas las direcciones”, dedica treinta segundos a permanecer sentado con los ojos cerrados, el tiempo de centrar la atención en diez movimientos respiratorios.

5. Dos horas sin interrupciones

En la medida de lo posible, organiza la jornada para que, durante dos o tres horas consecutivas, no estés expuesto a interrupciones digitales (teléfono, Internet...). Evita tener permanentemente música en los oídos.

6. Un horario para los "ladrones"

En las actividades que requieran una atención constante, no sufras, pero elige tú mismo los momentos en los que va a haber interrupciones (consulta los e-mails solo cada hora, deja el asiento y desentumécete cada media hora...).

7. Paladea tu entorno

Tómate tiempo para saborear los buenos momentos de forma “animal”: frente a un cielo hermoso o el canto de un pájaro, en lugar de pasar rápidamente a otra cosa después de decir “Es bonito”, detente a paladearlo, sin palabras ni pensamientos.

8. Meditación protectora

Practica regularmente una técnica de meditación. Será una isla en tu día a día que te ayudará a proteger tu capacidad de atención.

Artículos relacionados