El buen amor

¡Que no te cuenten cuentos! 10 claves para amar sin sufrir

Si sufres demasiado por amor, tal vez ha llegado el momento de apostar por un romanticismo diferente, por construir tus relaciones de otra manera...

Carol Herrera

amar sin sufrir

¿Se puede ser romántico y sensato a la vez? No es fácil contestar con un sí. Demasiadas veces sufrimos por amor. El amor nos hiere, nos deja atrapados, confundidos o tristes.

Quizá es el momento de reivindicar, al fin, el amor como una relación entre iguales. Para lograrlo debemos huir del autoengaño y, sobre todo, asegurarnos que siempre nos hagan sentir bien. Y si no es así, aprendamos a soltar a tiempo...

10 claves para tomar las riendas en el amor

Elegir ser quien dirige sus propios afectos y relaciones amorosas es un paso gigante hacia el bienestar y la libertad personal. Antes de amar a otro, ámate y ámate bien. Solo desde ahí, serás capaz de huir en tus relaciones y disfrutarlas. Te invitamos a hacer un pacto contigo misma:

1. Hazle sitio

¿Cuánto espacio le dedicas al amor romántico en tu vida? Búscale su lugar entre todos los afectos que tienes y toda la gente que te hace sentir bien. Si sabe cuál es su sitio, no lo invadirá todo y podrás dedicarle el tiempo que se merece.

2. Aprende a aceptar

Si eres muy feliz, acéptalo, la vida es corta y solo hay una. Si en cambio tu relación no funciona, acéptalo también. Si ya no te aman, acepta. Si se te acabó el amor, acepta. Si no se enamora de ti, acepta. No hay nada que puedas hacer para enamorar a alguien, no está en tu mano: no podemos cambiar a los demás. Solo podemos elegir y evaluar si merece o no la pena compartir la vida con alguien que no nos quiere.

3. Vive el presente

Si estás disfrutando mucho una relación y todo va bien, ¿para qué crearte problemas que no existen? Vive el presente mientras dure y no le pongas trabas a tu disfrute. No tengas miedo, amar es de valientes y no hace falta sufrir para vivir un romance.

4. Atrévete a decir adiós

Si estás empezando una relación o llevas en ella años pero no eres feliz, corta por lo sano. Te ahorrarás meses de malentendidos y malos ratos. No exijas ni mendigues amor. Si no te hace feliz, si no te sientes a gusto, si no te sientes bien tratada, no merece la pena malgastar tu tiempo y tu fuerza en una relación que no funciona.

5. Comunícate

No pierdas el tiempo y las energías dando vueltas a los problemas. Tú sola no los solucionas pensando y repensando. Pon tus dudas y emociones en común con tu pareja, dedica tiempo a hablar en profundidad y desde el cariño, verás cómo es todo más fácil. Hablar nos permite desahogarnos y adquirir otras perspectivas sobre los temas que nos preocupan.

6. Olvida los mitos

No le pidas al amor lo que no puede darte. Cuantas menos expectativas, menos decepciones tendrás. Dejar a un lado los mitos puede ayudarte a construir relaciones que, sin ser de cuento, te hagan sentir bien. Ser realista te permitirá disfrutar mucho más de las relaciones que tengas, duren lo que duren, porque así evitarás el miedo a vivir un engaño y a quedarte frustrada cuando todo acabe.

7. Deja de elucubrar

No pierdas el tiempo y la energía tratando de controlar el futuro. Tu único patrimonio es el presente, y solo puedes trabajar en el aquí y el ahora. Imaginar futuros alegres o tristes nos lleva al mundo de la especulación absurda que no nos sirve de nada. No está en nuestras manos controlar lo que ocurre en el presente o lo que va a ocurrir más adelante, y no hay otra realidad que la que vives ahora.

8. Valora si vale la pena

Distinguir lo que es importante de lo que no lo es tanto nos puede ayudar mucho a evitar dramas y pasar malos ratos. Todo tiene su espacio y su tiempo, y las obsesiones recurrentes son lo menos práctico y sano que hay. Es importante dedicar nuestras energías a lo que realmente merece la pena, y dejar a un lado lo que no.

9. Escoge bien

Muévete entre iguales. Las luchas de poder son agotadoras y nos roban mucho tiempo y energía. Evita relacionarte con gente que se cree inferior o superior a ti, que se somete o trata de dominarte, que te endiosa o te machaca. Una relación solo puede funcionar desde la igualdad.

Júntate con gente que sepa disfrutar del amor y de la vida. Gente solidaria y alegre que, en lugar de criticar, siempre aporta, gente generosa con ganas de compartir, gente con capacidad para la empatía y el optimismo, gente que te trate bien, que te quiera bien en todas las etapas de la relación, gente con la que te sientas aceptada y sientas que puedas ser tú misma.

10. Quiérete mucho

Aprende a conocerte a ti misma, sé tu mejor amiga y compañera, disfruta del tiempo que pasas a solas, practica la autocrítica, aprende a trabajar con tus emociones y a favor de tu bienestar, trata de usar siempre el sentido común... Estas herramientas te ayudarán a escribir tus historias de amor con sus finales felices.

suscribete Octubre 2017