Chica corriendo en el campo

Viviendo al máximo

7 pasos para lograr tus sueños

Hubo una época en la que todo era posible. Luego vinieron las obligaciones y quizá dejaste aparcados tus deseos. Pero puedes encaminarte de nuevo hacia tus metas vitales

Mireia Darder

Descubrir la ilusión que puede cambiar nuestra vida es un proceso que empieza rememorando las emociones que sentimos en nuestra infancia y juventud. Estos pasos te ayudarán a concretar qué es lo que te mueve.

Los siete principios que te ayudan a alcanzar tus sueños

Estos siete principios pueden acompañarte a un futuro esperanzador. ¿Estás preparado/a para empezar a soñar?

1. Recupera antiguos anhelos

Tómate un momento para recordar las ilusiones que has aparcado por el camino y que tenías cuando eras joven, cuando eras un niño. ¿Puedes conectar con ellas? ¿Forman parte de tus deseos? Si es así, ¿qué puedes hacer para darles hoy un espacio en tu vida? Al menos una vez a la semana, dedícales un tiempo y realiza aquellas cosas que te ilusionan.

2. Revisa tus renuncias

¿Dirías que has realizado tus sueños? ¿Renunciaste a ellos por las obligaciones? ¿Te sobre-adaptaste para realizar lo que se esperaba de ti o llegaste a conseguir lo que deseabas? En el caso de que te hayas sobre-adaptado, ¿cuáles son aquellas ilusiones que no has intentado hacer realidad? ¿Te gustaría hacerlo?

3. Pregúntate sobre tus propósitos

¿Qué objetivos tienes para dentro de cinco años? ¿Qué objetivos tienes para dentro de un año? ¿Qué objetivos tienes para dentro de un mes? ¿Y para este fin de semana? ¿Para hoy? Intenta determinar qué te gustaría conseguir para tu vida en este momento. Concreta dos o tres ámbitos (laboral, familiar, amoroso, tiempo libre...) en los que te gustaría lograr nuevas cosas.

4. Descubre qué te ilusiona

Concreta de forma afirmativa aquello que deseas. Es decir, una vez que sabes qué quieres cambiar en tu vida, estructura e imagina cómo se plasmaría este cambio, qué cosas concretas tendrían que pasar para saber que realmente lo has conseguido. Por ejemplo, Martín quiere salir de su rutina y siente desde hace tiempo la ilusión de viajar. La concreción en forma afirmativa sería: “Deseo realizar un viaje solo”. Recuerda que para conseguir un objetivo, primero tienes que poder imaginarlo. ¿Cómo sabrás que lo has logrado? ¿Cómo reconocerás que lo has conseguido? Estas preguntas son las que te ayudarán a formular el deseo de forma concreta y afirmativa.

5. Expresa claramente tu deseo

Precisa tanto como puedas el objetivo que deseas conseguir. Es decir, decide cuándo lo harás, dónde, cómo, con quién, en qué tiempo... Siguiendo el ejemplo anterior, Martín podría decir: “Quiero realizar un viaje de tres meses solo a Sudáfrica para descubrir la fauna salvaje de esta zona”.

6. Enmárcalo en tu vida

Pregúntate si lo que deseas es lógico con el resto de cosas que hay en tu vida. La pregunta que hay que responder es: ¿Para qué quiero conseguir ese objetivo? Si deseo ser astronauta y tengo una familia que depende de mí y nunca me he dedicado a la física o mi estado de forma es pésimo, este objetivo no es lógico con el resto de lo que ocurre en mi vida.

7. Lánzate a la aventura

Ahora imagina y visualiza tu nuevo objetivo como si ya lo hubieras conseguido. ¿Cómo te sientes? ¿Cuáles son tus sensaciones? ¿Cómo describirías la satisfacción que te produce?

Ya estás preparado para que ocurra… Ahora todo depende de ti.