Duelo

No pueden pedirnos que lo superemos

No pueden pedirnos que lo superemos

Te dicen: ¡Supéralo! Con sus bocas sonrientes llenas de dientes, lejos de ti, de tu cuerpo, de tus noches de insomnio, de tu herida y tu dolor.

La pena me tiene a mí

La pena me tiene a mí

El duelo es más que dolor. Es un recordatorio de que estamos conectados y presentes en el mundo, de lo que significan nuestros lazos con otras personas.

suscribete Octubre 2017