Mindfulness

Las 4 lecciones del gato

Las 4 lecciones del gato

A Javier nunca le habían gustado, pero su hermana siempre le decía que de los gatos se aprenden grandes lecciones. Y él acababa de recibir la primera.

¡La vida no espera!

¡La vida no espera!

Solo se vive de verdad cuando la hacemos nuestra, cuando nos descubrimos, confiamos, apostamos, nos equivocamos y volvemos a empezar.

La escultura surgió de mi interior

Medito para hacer esculturas

La meditación permite un estado de percepción y sensibilidad tan alto que ayudó a Pedro a crear arte con algo tan simple como unas piedras