Mentes insanas
Brigitte Vasallo
Escritora
Brigitte Vasallo

Con respeto

Guía hetero para celebrar el Orgullo sin meter la pata

¿Eres heterosexual y te solidarizas con la causa? 5 propuestas muy sencillas para celebrar el Día del orgullo LGTB y que tengamos la fiesta en paz.

guia hetero orgullo

28 de junio de 2018, 12:54 | Actualizado a

Queridas Mentes Insanas,

Hoy es 28 de junio, el día de la liberación LGTB, el orgullo o lo que sea y como se llame. El día en que los bichos raros salimos a la calle a manifestarnos y la gente nos hace fotos y nos toma videos porque somos muy divertidas y tal, y mucha purpurina y mucho petardeo y mucho follar fácil y mucho de todo.

Si os queréis sumar a la fiesta y sois heterosexuales, cis, emparejadas a lo correcto y todo eso, bienvenidas, pero aquí van 5 propuestas para que nadie se amargue la fiesta.

Feliz día de la heterosexualidad

Cuestión de maromos

Feliz día de la heterosexualidad

Cómo celebrar el Día del orgullo: manual para heteros

Y aviso, son propuestas que hago yo, que ni soy portavoz de nadie, ni tengo la verdad en nada ni nada de nada. Pero por si os queréis llevar la lista y así igual nos evitamos disgustos entre todas.

1. Si vais con vuestra pareja heterosexual, intentad no daros muestras de afecto

Os parecerá un imposición terrible, pero es la que vivimos las demás cada día, así que una buena forma de solidarizaros es pasar por ello unas cuantas horas. Unas horas sintiendo que vuestras muestras de afecto públicas no son bienvenidas es una gran experiencia para empatizar con “lo nuestro”.

2. No os pongáis en la cabecera de las manifestaciones

Por favor, esta es obvia, pero por si acaso. Tampoco es necesario esconderos al final sino con tranquilidad ir por ahí pero dejando el espacio a quien le toca, ni que sea una vez al año.

3. No hagáis fotos ni videos

Ya sé que somos gente simpática y divertida, que si purpurina, que si petardeo, que si freaks, que si tal. Pero, en serio, es mucho mejor unirte a la fanfarria que sacar el móvil y mirarnos desde la barrera con una sonrisa condescendiente que luego vienen la gente y se pelea con vosotros y no sabéis ni por qué.

4. Si sois hombretones, cuidad el espacio

Mirad a vuestro alrededor, que es algo que la vida no os ha enseñado a hacer, pero que está bien practicarlo por una vez. Y si veis que estáis rodeados de mujeres, no os frotéis las manos pensando qué suerte la vuestra. No, compañeros.

Posiblemente os habéis metido justo en un espacio de y con lesbianas, y bastante tenemos con aguantar bromitas y hombretones todo el año para que también en nuestra fiesta os vengáis a meter sin haber sido invitados a ese círculo concreto. Mejor buscaros un espacio con más hombres, gays a ser posible, y si ligáis, dejaros fluir. Recordad que os habéis metido por voluntad propia en una manifestación LGTB, un lugar donde los hombres se gustan entre sí, y no pasa nada. Na-da.

5. Aprovechad para la reflexión

A menudo, cuando me visibilizo como lesbiana, se me reprocha el andar siempre diciéndolo. Yo. No, yo no lo digo siempre, lo digo cuando lo digo. Es la heterosexualidad la que se visibiliza siempre.

Repasad vuestro día a día: cuántas veces vais cogidos de la mano por la calle, cuántas veces nombráis a vuestra pareja en el trabajo y todo el mundo asume que es hetero, cuántas veces colgáis fotos conjuntas en las redes sociales, cuántas veces las lleváis a comer a casa de la familia sin tener que hacer una preparación previa ni contarle cosas tremendas a la abuela. Todo eso.

Así que repasad cuántas veces hacéis de normal lo que nosotras hacemos un día y tenemos que montar una manifestación para poder hacerlo con calma y en grupo.

Y nada, dicho esto, feliz día y ¡feliz semana, Mentes!

Artículos relacionados