Vive

Lo que nos hace inmortales

Solo pisamos este mundo una vez. No creo que haya otro al que podamos llegar. Pero aquí perduramos, como el polvo de las estrellas o el sabor de las cerezas.

Roy Galán

Lo que nos hace inmortales

13 de julio de 2018, 08:50 | Actualizado a

No creo en la vida después de la muerte

Creo en la vida durante la vida.

Creo que lo único que hay después de la muerte.

Es aquello que hayas dejado en los que se quedan vivos y vivas.

No creo en que haya un lugar mejor que este.

Con todo lo que hay aquí.

Ríos, chocolate y atardeceres.

No creo en que este sea un sitio de paso.

Creo que este es el único sitio.

La única oportunidad.

El rincón de nuestros cuerpos.

La plataforma de nuestros anhelos.

No creo en que podamos regresar.

Solo creo en que podemos amar aquí y ahora.

En que un hermoso y terrible accidente ha hecho que existamos.

Que convivamos en medio de una galaxia oscura.

No creo que le deba un rezo a nadie.

No creo en mandatos.

A la vida no se viene a cumplir con las expectativas de otro.

A la vida se viene a vivir.

Hasta que la vida te deje.

No creo en la vida después de la muerte.

Y tampoco creo que la muerte sea el fin.

Porque hay recuerdos y libros y palabras y fotografías y películas.

Porque hay historias.

Nuestras historias en los demás son un pulso a la muerte.

Es la manera que tenemos de tintinear y hacer ruido.

Cuando ya no estemos.

Artículos relacionados