No compitas

Sororidad: juntas contra el patriarcado

En un mundo que te empuja a competir con tus hermanas, darles la mano y ayudarlas a crecer es una de las cosas más revolucionarias que puedes hacer.

Roy Galán

sonoridad entre mujeres

21 de septiembre de 2018, 14:21 | Actualizado a

La sororidad es la posibilidad que tiene una mujer de ayudar a otra mujer.

De acompañarla.

Y entenderla.

La sororidad es un corte de manga al patriarcado.

A ese que te ha enseñado que tienes que competir con otra mujer.

Que tienes que envidiarla.

Que tienes que verla como una enemiga.

La sororidad es dejar a un lado el odio aprendido.

Es ver a una hermana en vez de a una desconocida.

Es comprender que ella también comparte tus mismos miedos.

La sororidad es la capacidad que tiene una mujer de adherirse a una causa común llamada mujeres.

Una causa que restablece los buenos tratos.

El cuidado y los afectos.

La sororidad, como casi todo, es siempre una elección.

Tú decides si juzgas a otra mujer por ser libre.

Si la atacas con cuestiones como la maternidad.

Si la responsabilizas de cosas que no son su culpa.

Si la insultas por cómo viste o por su estilo de vida.

Si la intentas derribar.

Si le haces la vida más difícil como si no tuviera ya bastante con el machismo.

O si decides abrazar.

Porque la sororidad es una construcción conjunta.

La defensa de un lugar femenino en la humanidad.

Hacer invencible a otra mujer.

Con tu amor.

Cuando todos te jaleaban.

Para que la destrozaras.

Etiquetas:  Roy Galán Feminismo Mujer

Artículos relacionados

También te interesa