Asertividad

Eres una mujer libre

Un sí o un no es un mensaje claro. Mucho más que las trampas, las mentiras, las presiones, los miedos, las manipulaciones, la vergüenza y las culpas.

Roy Galán

una mujer libre

27 de abril de 2018, 20:00 | Actualizado a

Quien calla no otorga.

Solo sí es sí.

Aunque estés desnuda.

Solo sí es sí.

Y detente es siempre detente.

Y no siempre es no.

El silencio no es un consentimiento tácito.

Has de dar permiso expreso para que te invadan.

Oponer resistencia no es un sí.

Si te resistes y siguen, te están violando.

Si no tienen en cuenta tu voluntad, te están violando.

Solo sí es sí.

No hay estrategias.

Ni juegos posibles.

No es una manera de hacerse la dura para ponértela dura.

Solo sí es sí.

Y si no tienes un sí, no insistas.

Porque si persistes y manipulas y chantajeas, estás violando.

La intimidad siempre ha de ser pactada.

Tienes derecho a negarte siempre que lo sientas.

Incluso si has empezado.

Tienes derecho a que paren.

Tienes derecho a irte sin culpa ni vergüenza.

No eres una calientapollas.

Eres una mujer libre decidiendo en cada momento cuándo, dónde y con quién.

Porque es tu cuerpo.

Solo sí es sí.

Así que pregunta.

¿Estás segura?

¿Es lo que de verdad quieres?

Solo sí es sí.

Y no estás obligada a hacer algo que no quieras.

No tienes que complacer a nadie.

No tienes que tener miedo a que piensen que eres una mojigata.

Que piensen los que les dé la gana.

Solo sí es sí.

Y el resto.

Es manada.

Artículos relacionados

También te interesa