Fija tus límites

Cómo combatir el chantaje emocional (en 7 pasos)

¿En ocasiones, por culpa, lástima o exceso de responsabilidad, cedes al deseo de los demás en contra de tus propios intereses? Puedes cambiar.

Marisa Bosqued

limites combatir chantaje emocional

15 de agosto de 2018, 09:00 | Actualizado a

Se da el chantaje emocional cuando una persona desarrolla comportamientos manipuladores para imponer su voluntad aun en contra de los deseos y necesidades del otro.

El manipulador se sirve de los puntos débiles de los demás -sentimiento de culpa, sentido de la responsabilidad, temor a quedarse solo, lástima, necesidad de que los demás se sientan felices...- utilizándolos a su favor.

Lo peor del chantaje emocional es que establece relaciones no recíprocas, basadas en el someter-ceder, por lo que resultan muy destructivas.

Para salir de sus redes, puedes seguir los pasos siguientes:

  1. Mentalízate. Márcate el propósito de acabar con esa situación y prepárate para soportar Ias quejas, amenazas y malas caras de ia otra persona sin ceder a su chantaje.
  2. Gana tiempo para serenarte y reflexionar. No cedas en cuanto se plantea la demanda. Puedes decir algo así: "Te contestaré cuando lo tenga decidido". Ten en cuenta que el chantajista aumentará la presión y que tú habrás de mantener una postura firme.
  3. Conviértete en observador. Mira la situación con cierta distancia. Eso te permitirá evaluar con objetividad la demanda del otro y las ventajas e inconvenientes que te plantea.
  4. Negocia a tu favor. Valora qué parte de lo solicitado estás dispuesto a aceptar y cuál es conveniente rechazar.
  5. Comunica la decisión tomada utilizando la diplomacia.
  6. Actúa con firmeza. No te justifiques. Tienes todo el derecho a negarte.
  7. Procura llegar a un pacto en el que no haya vencedores ni vencidos sino que sea la relación la que salga ganando.

Etiquetas:  Relaciones Asertividad

Artículos relacionados