Derechos y libertad

Tienes derecho a todo (menos a una cosa)

Tenemos muchísimos derechos que debemos defender, reclamar, proteger y utilizar. Pero hay algo a lo que jamás tendremos derecho ni nosotros ni nadie.

Roy Galán

tienes derecho libertad

21 de marzo de 2018, 13:20 | Actualizado a

Tienes derecho a la desproporción.

Tienes derecho a la alegría.

Tienes derecho a negarte.

Tienes derecho a que no te guste tu familia de sangre.

Tienes derecho a formar la familia que te dé la gana.

Tienes derecho a no procrear.

Tienes derecho a la importancia.

Tienes derecho a que tus padres respeten tus decisiones.

Tienes derecho a que tus hijos no se metan en tu vida.

Tienes derecho a ser hombre, o mujer, o ambas cosas a la vez, o ninguna de ellas.

Tienes derecho a ser lo que eres.

Tienes derecho a estar triste.

Tienes derecho a lo oscuro.

Tienes derecho a leer lo que quieras, o a no leer, a ver lo que quieras, o a no ver.

Tienes derecho a no ser increpado por lo que lees o ves.

Tienes derecho al deseo y a la intimidad.

Tienes derecho a una existencia digna con techo y comida.

Tienes derecho a una muerte digna sin sufrimiento.

Tienes derecho al placer.

Tienes derecho a enamorarte de un hombre, o de una mujer, o de ambos a la vez o de nadie nunca.

Tienes derecho a amar, a la incoherencia, derecho al silencio, a estar enojada, a que los que te gobiernan no te roben, a desobedecer lo injusto, a la memoria, a la fantasía, al tiempo.

Tienes derecho como mujer a lo mismo que tiene derecho un hombre.

Tienes derecho al caos.

Tienes derecho a la ignorancia y a no intentarlo.

Tienes derecho sobre tu cuerpo.

Tienes derecho a respirar.

Tienes derecho a la locura.

Tienes derecho a correrte con un pie sobre tu cara.

Tienes derecho a la esperanza.

Tienes derecho a la fealdad.

Tienes derecho a un principio.

Tienes derecho a un final.

Tienes derecho a que te cuiden y a cuidar.

Tienes derecho a una explicación.

Tienes derecho a equivocarte.

Tienes derecho a empezar.

Pero a lo que no tienes ningún derecho.

Es a intentar arrebatar la única opción.

De libertad.

Que tienen los demás.