Vivir tu propia vida

Tienes que ser guapa

Tienes que adelgazar, que parecer más joven, que vestir bien. Tienes que comportarte. ¿Pero y tú qué tienes?

Roy Galán

Tienes que ser guapa

3 de diciembre de 2017, 10:46 | Actualizado a

Tienes que ser guapa.

Tienes que demostrar inteligencia.

Tienes que mostrarte fuerte.

Tienes que poder con todo.

Tienes que reprimirte.

Tienes que comportarte.

Callarte. Taparte. Ocultarte.

Tienes que parecer indiferente.

Tienes que tener profesionalidad.

Tienes una responsabilidad.

Tienes que saber cocinar.

Ser una señora. Una buena madre. Mejor esposa.

Tienes que cohibir tus deseos.

Tienes que adelgazar, que parecer más joven, que vestir bien.

Tienes que controlar el gasto, establecer un orden, limpiar.

Tienes que, tienes que, tienes que, tienes que, tienes que.

¿Pero y tú qué tienes?

Tú tienes un cuerpo plagado de terminaciones nerviosas.

Tienes estómago para sentir la música.

Tienes errores y carcajadas.

Tienes el caos, la emoción, la torpeza, el mar.

Tienes el placer y tu locura.

Tienes lugares que merecen tu visita.

Y visitas que merecen tus lugares.

Tienes una vida para gastarte.

Y lo único que tienes que hacer es vivirla.

Del modo que a ti te dé la gana.