Amor

La gran trampa del amor romántico

La gran trampa del amor romántico

El romanticismo nos hace creer a las mujeres que somos frágiles princesas y que el amor de un príncipe nos salvará. El amor sin romanticismo nos hace libres.

Complacer a todo el mundo te destruye

Complacer a todo el mundo te destruye

Ser niñas buenas, bonitas y obedientes socialmente está bien visto, pero, emocionalmente conlleva consecuencias muy perniciosas. ¿Podemos librarnos de esta pesada losa?

La gota que colma el vaso

La gota que colma el vaso

La convivencia en pareja puede hacer que las pequeñas discusiones se acumulen, convirtiendo la comunicación en un intercambio de quejas. ¿Cómo cambiar la dinámica para ser más felices?

Si nos hieren a una, nos hieren a todas

Si nos hieren a una, nos hieren a todas

Tal vez, en lugar de luchar por un ligón de turno que sale con otra mujer y le miente, deberíamos dejar de enrollarnos con este tipo de hombres. Porque la confrontación femenina refuerza el patriarcado.

Al final amar no era eso

Al final amar no era eso

Das y dar y das, pero de tanto dar te quedas vacía. Y resulta que amar no era darlo todo y sacrificarlo todo, si no poder compartir en equilibrio.

Resulta que el problema no eran los celos

Resulta que el problema no eran los celos

Los celos son como el piloto de avería del coche. A veces el motor está averiado, a veces es el piloto el que no funciona. La solución no es apagar la bombilla.