Relaciones

Tampoco nos conocemos tanto

Tampoco nos conocemos tanto

En las relaciones, cuando hay un gran desequilibrio entre la velocidad de uno y la velocidad de otro, la reacción que podemos esperar es de huida.

Si me quieres, no intentes cambiarme

Si me quieres, no intentes cambiarme

Amar siempre es ganar. Si sientes que estás perdiendo en vez de ganar es que no te quieren. Y si quieres cambiar a quien amas, es que no le amas.