Autoestima

El mito de la mujer perfecta, no gracias

¿Ser perfecta? No, gracias

Nos imponemos la perfección para ser queridas por los demás. Pero solo necesitamos querernos bien nosotras mismas.